HONRADEZ

Como tiene que ser

Aunque no es fácil captar todo el significado de la palabra honradez, si   comprendemoss cuando alguien es honrado. Los diccionarios nos lo dicen con toda claridad. Una persona es honrada cuando es incapaz de robar, estafar o defraudar. Desde una perspectiva más personal, es la persona que cumple a cabalidad con sus deberes. Y, desde el campo de la intencionalidad, es la persona que tiene buenas intenciones.

             Cuando afirmamos que alguien es honrado, estamos diciendo que es recto, íntegro, cabal y confiable, en su proceder en la vida. La sabiduría popular diría de él que es todo un hombre. En otras palabras, la persona honrada es la que hace las cosas como tiene que ser. Ni más, ni menos. No se vende por todo el dinero del mundo.

Haciendo caminos

            No, no, no seas tan pesimista. También hay personas honradas a cabalidad. Hoy el camino nos lo van a enseñar una pareja de jóvenes. Tiempo atrás la prensa escrita señalaba una noticia que llamó mucho la atención. Verás. Dos jóvenes encontraron una saca llena de dinero que había extraviado una empresa de seguridad. Ante ellos se abrieron diversas posibilidades. Entre otras, quedarse con ella, no hacerle caso para evitar problemas, o entregarla a la empresa propietaria. ¿Cuál fue su decisión? La devolvieron sin tomar ni un céntimo, lo cual es todo un gesto de honradez.

            Pero lo más importante es saber como llegaron a este nivel de honradez. Presta atención. Sólo es posible cuando somos honrados dentro de nosotros mismos. Quien es honrado consigo mismo también lo será con los otros. Por el contrario, quien se engaña a sí mismo, también engañará a los demás. Es una regla tan simple que nunca falla.

Por otra parte, en esto de los valores, las cosas pequeñas son muy importantes.  El que quiera ser honrado en las cosas grandes tiene que serlo en las pequeñas. No vale el mecanismo  de decir hoy soy honrado y mañana no. El que quiera ser honrado no puede ceder a ninguna tentación, aunque se trate de algo insignificante.

Estas actitudes junto al deseo de la satisfacción personal, nos hacen comprender el gesto de los jóvenes. Un buen camino para recorrer.

 Picotazos sabios

.    Hay personas que se empeñan en demostrar ante los demás que son honrados, y no se preocupan de comprobarlo en sí mismos. Por aquí hay que empezar, lo demás es pura pantalla.

.    Los demás acaso no sepan si eres honrado o no, pero tú si lo sabes, ya que es inútil engañarte a ti mismo. ¿De acuerdo?

.    Disfruta de la paz interior que es consecuencia de las buenas acciones. La honradez reporta estupendos resultados en esta dirección.

.    Los jóvenes que entregaron el dinero ganaron más que si se hubiesen quedado con él. La conciencia no se puede comprar con todo el dinero del mundo.